,

¿Como regañar a los niños correctamente?

regañar

Los expertos  coinciden que regañar a los niños debe ser de carácter correctivo, con el propósito de hacer reflexionar al niño.

Siempre el objetivo de regañar a los niños, debe estar encaminado a la rectificación de sus actos con un carácter netamente educativo, con regaños constructivos.

Si el regaño no cumple las anteriores condiciones no influirá en el comportamiento y no cambiará en nada, por el contrario hay probabilidad que  su conducta se agrave.

Regañar a los niños en peleas entre hermanos

Las riñas entre hermanos, la  insubordinación, los caprichos y los actos de indisciplina son  principales detonantes de regaños  por parte de los padres, pero tiene algún efecto en estado de ánimo del menor y lo más importante esos regaños funcionan negativa o positivamente en el la formación del niño.

Estudios realizados por expertos, permitieron determinar que los regaños en los niños, se deben realizar en un tono pacifico donde el propósito sea educar y minimizando de  la imposición.

Pues en los casos donde los regaños en los niños,  contiene niveles de violencia, puede llegar afectar seriamente el desarrollo de la personalidad negativamente, perjudicando las relaciones interpersonales cuando ese niño llegue a la edad adulta.

Para muchos padres, el regañar a sus hijos después de una mala conducta está estrechamente relacionada con la crianza en el proceso formativo.




pero los padres deben tener claro que su tono jamás debe ser excesivo, según la edad del menor ”se debe argumentar el porqué del regaño para evitar sentimientos de imposición, la paciencia y la calma”en esos momentos son  fundamentales para poder conseguir el efecto deseado.

El corregir al menor debe generar en él un sentimiento reflexivo sobre las acciones y conductas inadecuadas, haciendo que  el propio niño sea consiente  y pueda ver lo que es malo, para que a futuro el modifique su propio comportamiento.

Es importante resaltar que los niños ven a sus padres como modelos a seguir, imitando muchos de sus comportamientos y actitudes, por esta razón es incoherente exigir orden, calma, comportamiento pacífico y sensato cuando sus padres tienen conductas y comportamiento totalmente opuestos.

Las buenas costumbres, la paciencia, la rectitud y el vivir siempre apegado a normas de convivencia son los mejores medios para regañar de la manera más positiva a un niño.




4 Pings & Trackbacks

  1. Pingback:

  2. Pingback:

  3. Pingback:

  4. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *